Redes Sociales en Medicina y Salud

med

No cabe duda que la comunicación ha sufrido una gran revolución con la expansión de las redes sociales a través de internet. En medicina las redes sociales también armaron revuelo, sus principios en las ciencias de la salud son muy similares al de las demás redes sociales que conocemos siendo moldeadas por los objetivos específicos que les demos.

Te recomendamos leer:

El estudio de este sistema de relaciones es muy antiguo siendo conocidos algunos de los precursores que estudiaban a las redes sociales a finales del siglo XVIII. Sin embargo internet ha catapultado esta expresión desde sus primeros entornos como MySpace. Es así que hoy día ya es común la conversación sobre  temas relacionados con Facebook, Twitter u otros sistemas de comunidades virtuales.

La primera red social virtual conocida se creó en 1997: SixDegrees.com. Ya anterior a ello en 1929, el escritor Frigyes Karinthy planteó en su obra Chains la teoría de los seis grados de separación. Más tarde, en la década de los 50 fue propuesta como teoría matemática . Ésta expone que una persona puede estar conectada con cualquier otra del planeta a través de una cadena de conocidos de no más de seis enlaces. Ahora, este número parecería reducirse gracias a lo fácil que resulta establecer contacto con personas alejadas físicamente y de una manera asíncrona.

Las redes sociales son parte de un sistema colaborativo con crecimiento propio donde sus integrantes están conectados  por relaciones, tales como amistad, parentesco, intereses comunes o desean compartir conocimientos, tal como si se tratara de un sistema orgánico van creciendo al sumar nuevos individuos y con ellos sus aportes, lo mismo que una bola de nieve. Si bien son más famosas las redes dedicadas al ocio y la amistad existen otras con diferentes utilidades como por ejemplo en el entorno educativo o como en nuestro caso para la divulgación del conocimiento científico en un área particular de las ciencias de la salud pretendiendo reunir a otras personas con la misma afinidad.

Twitter

Tendremos entonces ambientes muy abierto pero con interesantes opciones de configuración de la privacidad como Facebook con la ventaja del enorme número de individuos suscritos o en otro extremo redes científicas muy específicas, con objetivos y participantes muy bien delineados, este es el caso de Mendeley que siendo un gestor de referencias bibliográficas permite compartir documentos e integrar una red social de investigadores que colaboran en diferentes proyectos desde distintas áreas geográficas fusionando un software gestor de documentos con un entorno colaborativo (al final de este artículo hay una corta presentación al respecto).

Medias para favorecer la circulación venosa

Puede usar la aplicación gratuita de Kindle para verlo en Windows, Mac o Android (descarga de la app)

Otra variedad de red social es la del tipo del microblogging al cual pertenece nuestra cuenta de Twitter y con la que algunos de nuestros lectores se informan de lo que publicamos ó la página de Facebook de Arterias y Venas (no les coloco el link para que los que sientan curiosidad lo busquen en Facebook, verán lo fácil que es hallar nuestro grupo como lo puede ser cualquier otro).

 

Con lo hasta ahora narrado podremos ver las prestaciones de una red social en el entorno científico:

  • Comunicación grupal o individual: Facilita la acción colectiva
  • Posibilidad de incorporar enlaces a fuentes de información o aplicaciones externas
  • Integrar blogs
  • Facilita la creación de foros de discusión
  • Anunciar y organizar eventos
  • Organizar galerías de imágenes y vídeos
  • Mensajería instantánea

Como pudieron ver no se diferencia en sustrato de lo que las redes sociales aportan en otros entornos, todo dependería de la  configuración que le pongamos de acuerdo a los objetivos que pretendemos con ella, con indudables beneficios estableciendo vínculos y facilitando el flujo de la información.

Así como vemos ventajas también hay que tener claro que el desconocimiento de la configuración de privacidad de cada una de estas redes y la falta de objetivos específicos cuando se crea una red de este tipo genera errores en la publicación de la información lo cual puede ser visto con preocupación como agente intrusivo en la vida de sus participantes, no obstante la adecuada selección de un servicio de red para la función específica que se persigue más los ajustes de las normas de privacidad que deseamos en nuestro perfil de usuario podrían evitarnos muchos disgustos y generar el provecho que necesitemos. Esta configuración es propia  de quien crea la cuenta de nuestro entorno así como de cada usuario y el que sea accesible es un derecho  que nos conceden las empresas que prestan este servicio para cubrir su responsabilidad. A medida que los servicios se actualizan es conveniente ir actualizando nuestra configuración de privacidad. No obstante no está demás una sugerencia muy particular : cuando desees que algo no sea público no lo publiques.

Artículos relacionados:

Dra. Onelia Greatty

¿Te resultó útil esta publicación?

¡Haz clic sobre las estrellas para puntuar esta publicación!

Puntuación promedio / 5. Conteo de votos:

¡Qué bien que encontraste útil esta publicación! ...

Sería Maravilloso que nos siguieras en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para ti

Permite que mejoremos esta publicación!