Cómo crear una página web

Actualmente vivimos la tecnología en una nube que nadie ha visto pero existe. Rápidamente nos vamos adaptando a estos cambios sin embargo el tener una página web es dentro de este mundo intangible el deseo de muchos y por lo que varias personas se han acercado a mi para que les oriente o les ayude, para facilitar la larga explicación redacté este artículo donde espero que encuentren lo que buscan.

Te recomendamos leer:

En pocos años pasamos de desear existir o permanecer mediante un texto o una fotografía, objetos factibles de tener en nuestras manos, a querer difundirnos por internet y para ello hay quienes actualmente piensan que para esta nueva forma de existir se necesita una página web. Este objeto virtual se convierte así en algo que muchos quieren pero muchos desconocen cómo se hace, algo invisible para la mayoría y que un considerable número de personas desea.

A partir de este punto voy a explicarles los pasos y elementos para crear un sitio web desde el punto de vista lógico, no una receta de los botones que cada quien elegirá mover, mostrándoles el escenario real con el fin de despejar falsas ideas o expectativas y donde seguro se decantarán varias actitudes entre los sujetos que entraron aquí porque desean tener una web: quien está dispuesto a aprender y hacer las cosas por sí mismo como lo hice yo, el dependiente de terceros dispuesto a pagar y para finalizar el que en estos momentos no se meterá en estas labores.

Para nuestro conocimiento general una web tiene tres caras:

  • Una aparente que es la que el usuario ve frente a su monitor cuando navega en la web, con ciertos colores, textos arreglados en un formato deseado, imágenes ubicadas en sitios precisos, objetos interactivos y muchas cosas más. Las otras dos caras están ocultas al lector.
Medias negras en Oferta
  • Una de las zonas inaparentes es el entorno que manejan los administradores de la web y algunas personas (redactores) a quienes se les programaron  suficientes permisos para llevar a cabo la subida y manejo de la información y por lo general para esto llenan formularios.
  • La última cara, la menos visible de todas, es la de sus desarrolladores quienes se desenvuelven en términos de lenguaje de programación así como en la lógica que se amerita para un determinado resultado final.

Como ya se asoma existen varios actores: programadores, administradores, redactores, usuarios con diferentes permisos. Existe además la figura del administrador principal, un sujeto entre todos los anteriores responsable de asignar los permisos para que cada quien pueda tener un rol en el sitio, hasta dar el permiso para que Ud. quien piensa que navega libremente pueda ver estos contenidos que le estamos permitiendo ver y quien se apoya de los programadores para buscar soluciones a sus nuevas necesidades.

Una vez que Ud. puede “ver” la existencia de estos entornos antes invisibles ahora deberá aprender que para tener una web primero debe partir de saber: ¿necesito una web?, y ¿para qué la quiero?, entender que si es para existir en el ciberespacio pues hay para ello sitio gratuitos, con ciertas condiciones, de estructura limitada y de duración no predecible que cada vez son más fáciles de configurar y que podrían funcionarle bastante bien. La otra forma, más privada, es pagando el alquiler de su espacio a un proveedor del servicioquien además le arrendará el nombre de su dominio y Ud. existirá mientras los pague,… ahora ya Ud. puede ver que en la web se mueve el dinero de otras formas. A la derecha anexo un proveedor hasta ahora bastante recomendable.

Si comparamos la creación de una página web con el ejemplo de la construcción de una casa ya casi tenemos lo necesario, alquilaremos un terreno (hosting o alojamiento), adquiriremos un permiso de funcionamiento con un bonito nombre (dominio), luego habrá que buscar los bloques para levantar las paredes (los gratuitos y los de pago). Pues si mi querid@ lector una web, como por ejemplo la nuestra, es un conjunto de archivos con líneas de código de programación que se transforman en lo que Ud. “ve” en frente a su monitor cuando lee estas líneas desde mi sitio, estos elementos también están disponibles. Como en otras ocasiones hay varias maneras sencillas para el usuario de lograr esto.

Medias baratas

Si Ud. se decantó desde el principio por tener un sitio completamente gratuito (Google Sites, WordPress, etc) tendrá la gran ventaja de que esta programación ya existe a modo de plantillas y su casa prefabricada está allí con terreno y todo para que le cambie el color a las paredes y juegue con el aspecto, el dominio (dirección de la web) seguramente será el que la compañía a la cual se suscribe le permitirá tener con algún pequeño grado de personalización, si acaso aplica.

Si Ud. en cambio quiere un sitio más personalizable o de características diferentes, según sus ya estudiadas necesidades, aún tenemos una alternativa gratuita, usar un sistema gestor de contenidos (CMS) de los cuales hay muchos gratis (Drupal, Joomla, WordPress, etc.), claro que para que sea totalmente gratis Ud. deberá aprender a instalarlo y configurarlo para lo cual hay cientos de manuales y videotutoriales en la web, pero si Ud. no es de los que se aventuran a aprender estas cosas nace de nuevo la necesidad de pagar a quien lo configure y le dé las características que Ud. desea. La otra opción es la de programar su web desde cero, sin plantillas, lo cual amerita sin duda mayores conocimientos de programación.

SI QUIERES UN HOSTING DE CALIDAD ESTE ES EL QUE YO USO

Ahora ya su casa tiene paredes y usted compró o se afilió a un terreno y nombre, pero faltan dos elementos para que se mantenga funcionando, en primer lugar darle un contenido, y por otro lado darle mantenimiento para tenerla actualizada y funcionando.

Así, si llegó hasta aquí ya conoce los primeros escollos del desarrollo de un sitio web: saber para qué lo quiero (esto entendiendo que se supone que lo necesito), planificar su estructura, darle un alojamiento, adquirir un dominio, subir a su espacio el código de la web en sí y luego entender que no se nutre sola. Nada menos productivo que un sitio creado con excelente programación en el cual nadie escribe, y aunque suene pedante hay momentos en los cuales se debe recordar que la tecnología no llega aún a la fase de transmisión de sus pensamientos sin operador que los plasme (aquí se estrellan muchos sitios), así que si Ud. desea un buen sitio web y no está en sus planes aprender a subir la información en él deberá ahora conseguir o pagar a un colaborador que haga ese trabajo por Ud., a menos que su web de plano no amerite su participación, sea un documento estático o una web colaborativa sin supervisión, entendiendo los riesgos que ello implicaría.

En cualquier entorno, el crecimiento de páginas es desmesurado y la lógica que las envuelve no siempre es la mejor.  En la realidad es muy difícil encontrar sitios planificados perfectamente desde cero y que crecen con una lógica predicha aunque sepamos que es lo deseable. En cambio es más frecuente encontrar sitios como blogs que usan plantillas restrictivas y que frecuentemente se nutren de manera impredecible u otros que inician empleando buenos gestores de contenido (páginas web “prefabricadas”) programados de antemano de modo racional y flexible pero que puede ser manejado sin un buen conocimiento de lo que existe en materia de posibilidades inmediatas, con pocos o ninguno de sus objetivos previamente analizados y con limitada comunicación entre sus partes dificultando el no antes conocido pero deseable el crecimiento “orgánico” de la misma.

Así mis queridos lectores, la web ideal es aquella que inicia de la planificación y donde todas caras son perfectamente visibles por sus planificadores quienes conocen bastante lo relacionado con esta tecnología y a su vez deben tener un adecuado conocimiento de la materia sobre la cual versará con un diseño de marketing previo basado en objetivos (porque al menos nuestro nombre es nuestra marca). Estos ideales son cubiertos por muy pocos sujetos en los muchos sitios que hemos visto, en otras palabras, son pocos los videntes ante este mundo invisible. Y es que si no nos preparamos antes ¿quién puede armar un rompecabezas de piezas en blanco?

Oferta en Medias para favorecer la circulación venosa

Artículos relacionados:

Dra. Onelia Greatty

¿Te resultó útil esta publicación?

¡Haz clic sobre las estrellas para puntuar esta publicación!

Puntuación promedio / 5. Conteo de votos:

¡Qué bien que encontraste útil esta publicación! ...

Sería Maravilloso que nos siguieras en las redes sociales!