El espesor íntima media revisitado

No obstante, son conocidas las cualidades como marcador de aterosclerosis subclínica que tiene la medición del espesor íntima media, a través del eco Doppler carotídeo, sin duda son poco conocidas las limitaciones de su aplicación así como los cambios que viene sufriendo debido a la insatisfacción que deja entre algunos observadores.

Y es que cuando la experiencia nos muestra cientos de espesores arteriales nos vamos dando cuenta que hay aún cabos sueltos en esta técnica de la que existen miles de referencias bibliográficas y pocas críticas basadas en la actividad de expertos.

Cambios en la forma de medir el espesor íntima media (IMT) de la arteria carótida

Antes de seguir 👉 Lea sobre la trombo embolia arterial

La gran cantidad de artículos escritos sobre IMT (Intima media thickness o espesor íntima media) seguirán creciendo no sólo por la publicación en otros idiomas sino porque la medición sigue cambiando. Antes se hacía la estimación de este parámetro de manera manual, punto a punto, con calipers de los equipos de eco sobre la imagen congelada de la pared de la arteria carótida (o cualquier otra arteria con buena imagen),  luego pasó a formar parte del software de nuestros equipos de ultrasonido que nos dieron promedios e incluso porcentaje de acierto en cientos de medidas realizadas de manera automática e instantánea.

Ya hemos planteado cambios en el protocolo de medición de este grosor parietal debido a las variaciones que sucede en él en diferentes momentos del ciclo cardiaco por lo cual su medición probablemente pueda pasar a realizarse sobre un trazado de electrocardiograma en el pico de la onda R (sitio de más fácil ubicación), de ser así llevaría a volver a realizar estudios multicéntricos en la búsqueda de los valores normales ya que muchos se han realizado sin tomar la previsión de dejar registrado el electrocardiograma en el eco Doppler de los vasos del cuello.

IMT y ECG
Medición del espesor íntima-media (IMT) en pico de la onda R del electrocardiograma

La falta de consideración del shear stress en el eco Doppler carotídeo

Sin embargo, esto no es todo, creo que con respecto a la visualización de la pared arterial estamos muy por debajo de todas sus posibilidades ya que aún no somos capaces con nuestros equipos de eco de evaluar el desplazamiento de la íntima sobre la media que podría darnos una orientación sobre el shear stress que soporta el endotelio y el strain resultante por lo que desconocemos la relación de este desplazamiento con la salud endotelial.

Mientras no se hable o se hagan trabajos al respecto la industria de los equipos de ecografía tal vez no den estas herramientas, quizás algún día podamos también ver la deformación y seguir los speckles del endotelio para medir este desplazamiento tal como si lo podemos hacer ahora en el seguimiento del miocardio a través de la ecocardiografía.

La estratificación ultrasónica del complejo íntima media

También nos hemos olvidado de las viejas enseñanzas, siempre recuerdo el trabajo de Belcaro con su famosa biopsia ultrasónica en el cual establecía estadios para la pared vascular, desde la sana hasta la que presentaba enfermedad aterosclerótica severa, y nos hablaba de disrupciones de la íntima. A mi criterio uno de los trabajos más importantes que se han hecho sobre este tema y que hoy día sigue tan vigente como cuando se publicó.

Es llamativo como hay espesores íntima media muy hipoecoicos mientras que hay otros que son más isoecoicos, estos últimos lucen menos sanos pero no hemos explotado este parámetro y nos quedamos en las simples observaciones.

El olvidado índice del espesor íntima media

Para finalizar estas reflexiones, que espero motiven a algunos a avanzar en nuevos horizontes y no en repetir los mismos trabajos que hasta ahora se han hecho, quisiera hacer mención de un problema que no es infrecuente y que deja una sensación de insatisfacción en las personas con verdadera experiencia en la técnica del eco Doppler como lo es la medición de un espesor íntima media que numéricamente entra en percentil normal mientras que luce engrosado.

Por ejemplo podemos tener pacientes con un espesor de 0,53 mm en una carótida aparentemente sana y de 0,56 mm en un segmento localizado de la otra y que luce como un engrosamiento patológico, incluso con diferente ecogenicidad, pero dentro de rango “normal”. Y es que no hemos hablado en los estudios de las asimetrías, ni de otros parámetros como el índice de espesor íntima media que es la relación de esta medida respecto al diámetro vascular, ni de las irregularidades parietales.

Viendo hacia el progreso en la evaluación del complejo arterial íntima media

Aún hay mucho de qué hablar sobre este tema del que siempre nacen nuevas incógnitas, creo que con humildad debemos reconocer que lo que hoy es verdad mañana puede no serlo, que el saber que no se sabe es un paso adelante en la búsqueda del conocimiento, que repetir una y otra vez los mismos trabajos no aporta mucho a los nuevos conocimientos, que la originalidad y la búsqueda de nuevas cosas (pese a que nuestra hipótesis no sea comprobada), haría el camino menos largo hacia mejores herramientas que permitan evaluar el riesgo del paciente.

Dra. Onelia Greatty

Otros Artículos que encontrarás interesantes

Deja un comentario

Gracias por Visitarnos