Placa de ateroma o aterosclerótica


Cuando empleamos ultrasonido para explorar el lecho arterial nos podemos encontrar con irregularidades parietales para las cuales podría existir la duda si llamarlas o no placas de ateroma (o ateroscleróticas), siendo que en el caso de las placas pequeñas el concepto histopatológico es más concreto  que cuando debemos diferenciarlas de otras lesiones similares si empleamos sólo la visión ecográfica de la imagen bidimensional.

Por este detalle es que en trabajos de investigación sobre ateromatosis en los cuales se emplee ultrasonido Doppler como herramienta diagnóstica debe ser declarado en la metodología lo que los exploradores considerarán  a la luz del eco la presencia de ateromatosis del lecho explorado y qué debe ser considerado por el explorador en el estudio de ultrasonido como una placa aterosclerótica.


¿Qué es una placa de ateroma vista por ultrasonido?

La respuesta a esta pregunta aparece publicada en el año 2006 en el Mannheim Carotid Intima-Media Thickness Consensus (2004–2006), luego actualizado en 2011. En este trabajo se define a la placa aterosclerótica como una estructura localizada en la pared vascular que invade la luz arterial por lo menos 0,5 mm o al menos en un 50% de la distancia del complejo íntima media que lo circunda, ó una estructura focal de un espesor de 1 a 1,5 mm medida desde la interfaz media-adventicia a la interfaz íntima-lumen. Estas mismas apreciaciones pueden ser observadas en el siguiente dibujo:

Placa de ateroma, consenso de Mannheim

 

A continuación dos ejemplos mediante ecografía Doppler vascular de placas ateroscleróticas a las cuales se les puede aplicar los criterios del consenso de Mannheim:

 

Placa de ateroma
Arteria carótida común

 

Placa de ateroma en el bulbo
Placa de ateroma en el bulbo carotídeo

Artículos relacionados: