Extrasístole

El corazón late gracias a que posee algunos grupos celulares especializados capaces de generar actividad eléctrica de modo automático y periódico, la estructura que generalmente origina esta actividad eléctrica normal es el nodo sinusal (o nodo sinoauricular) ubicado en la pared posterolateral superior de la aurícula derecha. La electricidad que allí se origina es llevada hacia el músculo cardíaco por otro grupo especializado de células conocido como sistema de conducción que permite que el corazón sea eléctricamente estimulado y se inicie el fenómeno mecánico de su contracción manifiesto como un latido. La expresión en un electrocardiograma de la actividad eléctrica del nodo sinusal es la llamada onda P.

En la siguiente imagen se observa un electrocardiograma mostrando las ondas P, aquellas ondas que le siguen son las relacionadas con la activación de los ventrículos.

Ritmo sinusal

Aunque muchas veces escuchamos que una extrasístole es un latido cardíaco que se adelanta al latido normal del corazón, esto es parcialmente cierto.

Una extrasístole es una actividad eléctrica adelantada que se produce en un foco anormal del corazón diferente al nodo sinusal (foco ectópico), este impulso eléctrico puede ser capaz o no de conducirse, originando o no la contracción de los ventrículos.

Las extrasístoles pueden originarse en las aurículas, los ventrículos o en el mismo sistema de conducción. Los latidos ectópicos que se producen en las aurículas son las llamadas extrasístoles supraventriculares, estas necesitan conducirse a los ventrículos para originar en ellos actividad mecánica, cuando no se conducen pueden no originar en los ventrículos latidos adelantados, no obstante su actividad eléctrica es capaz de afectar a las aurículas y con ello a la actividad del nodo sinusal despolarizándolo y retardando un poco su trabajo (imaginen la analogía de que es como si se reseteara y reiniciara), durante este período se origina una breve pausa.

A continuación véase el trazado electrocardiográfico de una extrasístole supraventricular conducida (seguida por actividad eléctrica ventricular):

Extrasístole conducida

Ahora observe una extrasístole supraventricular no conducida (en consecuencia ella no origina actividad eléctrica ventricular):

Extrasístole no conducida

Las extrasístoles ventriculares en cambio se forman directamente desde un grupo de células ubicadas desde las ramas del Haz de His hasta el mismo músculo ventricular llevando a actividad eléctrica y mecánica adelantada (no son precedidas de ondas P) y son seguidas con frecuencia por una corta pausa. Las ondas eléctricas que se originan en los ventrículos suelen ser más ensanchadas ya que no viajan por la vía más expedita que ofrece el sistema de conducción:

Extrasístole ventricular

Síntomas

Las extrasístoles son extremadamente frecuentes y en sí mismas no son predictoras de un trastorno orgánico específico, ante su detección deben hacerse pruebas para evaluar si existen enfermedades cardíacas o de otro tipo y de si tiene o no repercusión, muchas veces son de carácter benigno.

Pueden presentarse a cualquier hora del día y van apareciendo con más frecuencia con la edad.

Las personas pueden o no sentir el momento cuando sucede una extrasístole. Hemos visto en registros electrocardiográficos como hay quienes son asintomáticos a esta actividad (la mayoría de los sujetos) y no notan cuando presentan uno o más latidos adelantados, mientras hay quienes son capaces de percibir la más mínima presencia de esta arritmia.

Suscripción

Hay quienes lo describen como salto en los latidos, algunos perciben la pausa como un “momento de vacío”. Otros como un latido fuerte. Las palpitaciones o la sensación de que el corazón se ha detenido, pueden ser más llamativas en las extrasístoles ventriculares debido a que la pausa post-extrasistólica es un poco más larga dando tiempo a mayor llenado ventricular y a la mayor fuerza contráctil del siguiente latido.

Cuando excepcionalmente las extrasístoles sean muy repetidas o lleven a síntomas tales como dolor en el pecho, mareo por hipotensión, síncope, convulsiones o dificultad respiratoria por insuficiencia cardíaca debe evaluarse al paciente lo antes posible.

Causas

Recordemos que pueden verse tanto como en corazones normales como en los que no lo son. En la mayoría de las personas con extrasístoles no se logra determinar la causa de las mismay cuando se pueden suponer sus causas resultan de lo más variadas:

  • Ingesta de sustancias (alcohol, drogas, fármacos, cafeína)
  • Tabaquismo
  • Respuesta a catecolaminas, por ejemplo en casos de ansiedad.
  • Trastorno hidroelectrolíticos.
  • Cardiopatías: isquémica, hipertensiva, hipertrófica, insuficiencia cardíaca, procesos inflamatorios.

Etc…

 

Artículos relacionados:

Dra. Onelia Greatty

compart2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − dos =