Calambres nocturnos


Los calambres en las piernas son un motivo frecuente de consulta debido al gran dolor que los acompaña, tal es su magnitud que lleva a una transitoria impotencia funcional de la extremidad afectada, con frecuencia suceden en horas de la noche, aunque se pueden presentar en cualquier músculo y a cualquier hora.

Las causas de los calambres son muy variadas y en este artículo vamos a distinguir algunas de ellas, así como dejarles algunos consejos relacionados a qué podemos hacer para tratar de mejorarlos o evitarlos.

¿Qué son los calambres?

Los Calambres son el resultado de la contracción involuntaria, sostenida y localizada de un grupo muscular, con más frecuencia visto hacia la pantorrilla, que dura desde segundos a minutos y que desaparecen con frecuencia con ejercicios de estiramiento o de modo espontáneo.

Puede estar afectado una parte del músculo (fascículo muscular), todo el músculo o un conjunto de músculos inclusive.

¿Qué causa los calambres?

La mayoría de los calambres son de causa benigna y autolimitados, son más frecuentes en los adultos y en mujeres embarazadas.

Los calambres se asocian a varias causas de las que mencionaremos sólo algunas de ellas:

  • Pérdida de electrolitos
  • Calor exagerado
  • Problemas posturales (calambre del escribiente)
  • Fatiga después de un esfuerzo muscular prolongado (en más de un partido de futbol hemos visto algún futbolista retorcerse de dolor en el suelo por calambres en las piernas)
  • Cambio de calzado
  • Enfermedades como:

Varices (insuficiencia venosa)

Alteraciones neurológicas (se piensa estarían involucrados tanto mecanismos centrales como periféricos): Esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, tétanos, distonías relacionadas al uso de antipsicóticos, Parkinson en fase prodrómica, radiculopatías y un largo etc.

Algunas Miopatías (enfermedades que afectan al tejido muscular)

Trastornos endocrino-metabólicos (ejemplo el hipotiroidismo, la diabetes, gota, cirrosis).

¿Cuál es la causa de que los calambres ocurran con mayor frecuencia durante las noches?

El 73% aproximadamente de los calambres son nocturnos, sin embargo no se conoce a ciencia cierta la causa de este hecho. Se han atribuido entre otros a la acumulación de sustancias en las piernas durante las noches. Algunos autores señalan también como causa a la flacidez muscular que se alcanza a esas horas durante el descanso ya que el músculo tendría en ese momento un tono inadecuado para limitar las contracciones musculares espontáneas. También se habla de que la causa pueda ser neuronal por hiperexitabilidad de las neuronas motoras espinales, hay quien lo atribuye tanto a factores del sistema nervioso central como periférico.

No tocar

¿Cómo evitar los calambres?

Lo primero es que si se deben a una causa conocida, como por ejemplo un desequilibrio hidroelectrolítico, deberemos corregir este para evitarlos. Usar medias o pantalones largos que calienten un poco la extremidad ayudará a evitarlos. En caso de enfermedades como la insuficiencia venosa el tratamiento de la misma indicado por un médico (uso de medicamentos venotónicos, medias de compresión decreciente, ejercicio y de ser necesario su intervención) aliviará el problema.

Tratamiento para los calambres

No hay un tratamiento concluyente no obstante para los calambres se recomienda el abordaje no farmacológico (masajes y estiramientos del grupo muscular afectado) , aplicar calor local. En aquellos casos donde se conozca la causa deberá corregirse esta para lograr una respuesta a favorable a largo plazo.

No olvide que siempre debe consultar a su médico si el problema persiste.



Algunos sitios donde podemos leer algo más son:

Artículos relacionados:

Dra. Onelia Greatty