Aneurismas venosos

Los aneurismas venosos con mayor frecuencia son motivo de reflexión. Aún existen momentos en los que regresamos a discusiones que se centran  en el hecho de su existencia por la falsa creencia que los aneurismas únicamente se ven en las arterias y en las venas las dilataciones sólo son várices.

Por ello vamos a exponer conceptos que permitan entender que estos primos de las várices no son tal cosa, aún cuando es posible verlos en personas con insuficiencia venosa.

Un aneurisma no es más que la dilatación localizada de un vaso, en el caso de los aneurismas venosos son la dilatación circunscrita de una vena la cual muestra características histopatológicas bien definidas y un diámetro superior al doble del segmento venoso adyacente que no participa en esta dilatación, pueden ser saculares o fusiformes, un dato muy importante al momento de plantear algún tratamiento.

Entre sus hallazgos histopatológicos destaca el adelgazamiento de la pared del vaso, generalmente con ausencia de infiltrado inflamatorio. Es de hacer notar que en la vena varicosa el tejido fibroso se encuentra incrementado, existe evidencia de inflamación, la pared del vaso y la túnica muscular están adelgazadas, y la actividad fibrinolítica vascular se encuentra reducida. La várice puede tener tanto adelgazamiento como hipertrofia de de la túnica media con fibrosis.

Mientras que la etiología principal de las várices se ubica alrededor de la hipertensión venosa, los aneurismas venosos pueden resultar de un traumatismo, pueden ser de origen congénito, y asociarse o no con venas varicosas. Pueden verse asociados al incremento de la presión venosa observada en un proceso obstructivo o fístulas arteriovenosas, hipertensión portal, etc. En la literatura se han descrito varios casos de aneurismas que han aparecido posteriormente en venas safenas empleadas como puentes aortocoronarios que han complicado el diagnóstico  en pacientes con masas mediastínicas.

 

Aneurismas en fístula para diálisis
Aneurismas de la vena cefálica en paciente portador de fístula radio-cefálica

En las varices la ectasia se acompaña por dilatación difusa de la vena, mientras que en el aneurisma venoso la dilatación es focal. Las venas varicosas son predominantemente vistas en las extremidades inferiores a diferencia de los aneurismas venosos que pueden aparecer con igual frecuencia en otras partes del cuerpo (vena cava superior, vena de galeno, yugulares, ilíacos, safenos, etc.).

 

Aneurisma de la vena poplítea
Aneurisma de la vena poplítea

Para los aneurismas de las venas yugulares internas clásicamente se ha empleado en término de flebectasia no obstante para una mejor denominación es mi parecer que debería conservarse una sóla nomenclatura y usar la denominación de aneurisma.

 
 

Dra. Onelia Greatty

compart2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *